Episodio 2: Los peligros de practicar mindfulness (1a parte)




¿Por qué he titulado el episodio de hoy "Los Peligros de practicar mindfulness" si yo misma abogo por él y lo practico diariamente?
En este episodio (dividido en dos para que no te dé un patatús) te doy varios motivos para que te andes con ojo al dejarte guiar, aconsejar y educar por según quién y según cómo.



Ya te comenté en el episodio del martes que mi intención este mes es lanzar luz sobre qué es el mindfulness, de dónde viene, cómo se entiende en occidente, cómo se practica y advertirte sobre la caterva de oportunistas que con intenciones de lo más dispares se apuntan al carro haciendo cocktails molotov, a menudo cargados de desinformación y pseudociencia.

El mindfulness funciona, pero funciona para lo que funciona, el resto son conjeturas y embellecimientos para su comercialización. Gente con buenas intenciones pero con información pobre, engañabobos y vende-humos hay en todas las industrias pero las que tienen un trasfondo espiritual se prestan más a este tipo de circos.

Finalmente, antes de comenzar, confieso que voy a intentar convencerte de que lo mejor es beber de la fuente original, las enseñanzas del Buda Satipatthana Sutta. Si lo consigo: ¡bien! y si no lo consigo, al menos te voy a dar razones para que te informes bien si decides irte a la versión occidental más destilada. Fíjate que lo haré sin falacias ni demagogia, que lo haré aportando argumentos y datos, luego ya cada uno decide si seguir la lógica o no.

Te invito a que pinches todos los links porque dan contexto y ayudan a entender mejor según que conceptos.

Empezamos.

INTRUSISMO PROFESIONAL Y CERTIFICADOS SIN TON NI SON

Vamos a dejar un momento el budismo a un lado y fijarnos en el mindfulness que está tan de moda ahora.

Primero veamos las certificaciones "buenas".

El Instituto esMindfulness exige de uno a tres años de práctica y retiros Vipassana antes de conceder una certificación de MBSR*. Si os interesa la aplicación del minfulness y la terapia cognitiva para la reducción del estrés creada por Jon Jabat-Zinn, en español esta es la mejor fuente.

Ahora, varios pasos por debajo de estas certificaciones están los títulos de "Facilitador de Mindfulness". Los avalados por el Instituto es importante mencionar que habilitan únicamente para la  asistencia en prácticas clínicas, en módulos de formación o como asistencia a otras terapias. Utilizar las técnicas en otros escenarios y con otros objetivos no están ni amparadas ni respaldadas por los estudios oficiales.

Algunos facilitadores de mindfulness (certificados y no certificados oficialmente) le añaden, además, algún aderezo pseudoespiritual que hace un amago de regresar al budismo pero que se acerca más, probablemente por desconocimiento, al pensamiento new age. 

Luego tenemos el MBCT** Spain que es también oficial y que aunque solo pretende lidiar con el estrés combinando la terapia cognitiva con el mindfulness, se me atora la estrategia comercial de los avales científicos que no son tales.
De las patrañas pseudocientíficas como modo de reclamo comercial te hablaré en la segunda parte de este artículo.

Seguimos.

Cualquier persona de a pié con cero experiencia puede convertirse en maestro de Atención Plena o "Facilitador de Mindfulness". Sin conocimientos de budismo o psicología, con cursos de teoría extremadamente básica y relativamente poca práctica _ propia y de facilitación _ te haces con un título y ya puedes ejercer.

El bombardeo de información al que nos sometemos a día de hoy sumado a la desesperación (y el morro) de algunas personas hace muy fácil el intrusismo profesional y si va abalado con un diploma universitario, hace la distinción entre profesional y cantamañanas muy complicada.

Aquí tienes un curso por 400 dolares lleno de desinformación y exageraciones que te certifica como "practicante" y un "master" por 600 que te enseña a asistir a enfermos psiquiátricos sin necesidad de ser ni psicólogo, ni asistente social, enfermero, nada. En cinco meses con un curso online ya estás más que listo.

Luego hay universidades respetadas como la UNED que con cuatro sábados de clases grabadas y trabajo personal, en menos de 200 horas te sacas un título de instructor certificado de mindfulness. Interesante echar un ojo al pofesorado: una licenciada en márketing, otra en derecho y una coach con una certificación de mindfulness no oficial... ninguna referencia extra a sus conocimientos ni su práctica.

Es complicado para el público de a pié reconocer las triquiñuelas comerciales , distinguir entre una cosa y otra, es una pena.

En temas de salud mental hay que ir con pies de plomo. Creo que estarás conmigo en que es para llevarse las manos a la cabeza el hecho de que no haya responsabilidad legal de ningún tipo por parte del facilitador de mindfulness y eso es algo que se le exige a una psicología o una terapia cognitiva

Como existen decenas de sucedáneos sin regular mi recomendación será siempre que si quieres practicar mindfulness lo hagas, una de dos, o desde los maestros originales si quieres seguir la vía filosófica o instructores certificados de MBSR y que te asisten solo en reducción del estés y gestión emocional, que para eso han estudiado, nada más.

(*) MBSR Mindfulness Based Stress Reduction 
(**) Mindfulness Based Cognitive Therapy


ENSEÑANZAS SESGADAS Y FALTA DE ÉTICA

Aún buscando buenos profesionales no deja de ser real el sesgo que Kabat-Zinn le hizo a las prácticas originales para adaptarlas al mundo occidental.

Si bien es cierto que muchos maestros, practicantes y simpatizantes dirán que las enseñanzas budistas y el Mindfulness de Kabat-Zinn son cosas diferentes y que no es necesario comparar, lo cierto es que Kabat-Zinn hizo literalmente un copia-pega del Satipatthana Sutta despojándolo de las prácticas de moral y ética que son lo que permiten, desde el punto de vista de la filosofía budista, hacer la práctica, a parte de poderosa, segura.

Probablemente el instructor siga unas normas de conducta, que no lo sé, pero ¿acaso se las exige al paciente, cliente o grupo de personas que vienen al taller antes de practicar?

La falta de estas prácticas de moral y ética puede abrir muchas brechas en las emociones de los practicantes. En el episodio del martes "La Popularización del Mindfulness" te hablé de los prerrequisitos exigidos en budismo para que la práctica sea positiva y segura. Estos prerrequisitos de conocimientos, de prácticas y de intención se obvian en las terapias y talleres tanto de mindfulness como de MBSR o MBCT.

Obviar estas prácticas de ética, que son pilar fundamental para el correcto aprendizaje, atenta contra la claridad mental y la estabilidad emocional de la persona que practica. Quitarlas del mix se considera una negligencia por la comunidad budista.

La estabilidad emocional de los alumnos debe ser prioridad. Muchos facilitadores no están preparados para reconocer cuando aparecen problemas y mucho menos para impartir terapia y eso es un riesgo para cualquiera que se ponga en sus manos.

Uno no puede dejar de preguntarse cómo algo tan delicado como las emociones y la salud mental puede ser tratado con tanta negligencia.

El mindfulness es como una escoba que limpia debajo de la alfombra dejando a la vista todo lo que estaba oculto, tanto lo bueno como lo malo. Y si lo que había era una depresión, es posible que se manifieste” dice la jefa de servicio de Psicología del Hospital de la Zarzuela (Madrid) “Un instructor incapaz de detectarla o tratarla podría despertar los efectos adversos de la meditación. Por eso, es fundamental saber en manos de quién estamos ya que si son las erróneas es posible caer en el aislamiento o crear una relación de dependencia patológica” concluye. Fuente: El País

¿Quieres saber si la persona que te ofrece terapia o clases de mindfulness está acreditada?
Búscala aquí:
Para España:  Asociación Profesional de Instructores de Mindfulness MBSR
Internacional: International Mindfulness Teacher Association

(*) La palabra Dharma tiene muchas acepciones, en este caso me refiero a las enseñanzas budistas

Pincha aquí para ir a la segunda parte del artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario